jueves, 3 de agosto de 2006

Latidos

Me late el tiempo en las sienes marcando el ritmo de la espera, esos segundos que crecen y se transforman y me transforman uno tras otro.Son tan insignificantes separados...la unión hace la fuerza y los segundos me socavan como el agua a la roca. Me laten los minutos de distancia que nos separan y , aún así, vivo por ellos , de ellos , para ellos, contigo, de tí , para tí.

Me late el corazon en las muñecas y mido mi vida en los golpes que se aceleran cuando te acercas, que se detienen cuando te alejas. Mido el pulso . Mi pulso.Tu pulso. Nuestros latidos. Sin tí.

15 comentarios:

ideas dijo...

Segundos que se solapan
latidos que son migas de pan en el camino del reencuentro

Jaime dijo...

Me dejas sin palabras... como siempre. Pero habeis vuelto, eso es lo importante, tú y tu corazón de lluvia. Me sigues mojando como el primer día que sentí tus palabras caer sobre mis hombros. Te eché mucho de menos.
Besos.

Rafael dijo...

Latidos, sangre que recorre en un segundo los mil universos que van desde los ojos que miran el mundo hasta los pies que lo recorren. Una mano abierta, un suspiro... ay, ya ladran los perros a lo lejos, cerca, lejos, cerca, lejos...
Me ha encantado!! Un beso, wapa.

Jucar dijo...

Genial, auténticamente genial por todo lo que expresas, lo que haces sentir al lector en tan sólo un puñado de líneas. Me ha encantado, felicidades.

Stuffen dijo...

Pero tú no dejes de latir. ¿Vale?
Muakis

Lau dijo...

Lates el tiempo en las sienes marcando el ritmo de la espera. Es genial,me ha encantado. Un besazo

Trini dijo...

...Porque tú eres el cronómetro que marca mi vida y acelera o ralentiza mis latidos...

Un placer leerte.

Saludos

Yeyu dijo...

Es posible que si abro el balcón escuche tus latidos. Para otros antiguos, para mí nuevos.
Encantada de leer tu bitácora, Belle.

Fragile dijo...

es tan grande que vuelvas, que en mis dedos mientras escribo me late el oxigeno.

Gracias.

Ernesto dijo...

Vuelves con el corazón en flor. Bienvenida seas.

Anónimo dijo...

Aquí, hay un hombre cargado de recuerdos, y que espera.
Se hace llamar Nébulos, cuya cólera fue famosa en otro tiempo, y espera desde entonces que vuelvas y respondas.

Diego J. dijo...

La belleza es una constante en tus letras.

Besos.

Garatusa dijo...

Uy, yo quiero saber quién es Nébulos. Espero que sea la ausencia invocada siempre en tus poemas, para así llegar a ser presencia. Saludos, Belle.

Gore dijo...

FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO, BELLE, ALLÁ DONDE TE ENCUENTRES. AUNQUE NO LO CREAS, TE SIGO RECORDANDO.

UN FRATERNAL ABRAZO

Aury dijo...

Es increible la sensacion que se desvanece, lo que se llega a sentir cuando tienes a la persona que amas tan cerca, demaciado cerca, tenia mucho tiempo que no sentia esto... y me identifico contigo Belle, con tu forma de pensar, me encanta como escribes como expresas lo que a muchos nos da trabajo entender si quiera....besos..;)